NACIONALES 

Otorgan permiso a Rosa Elena Bonilla para despedir a su hijo muerto en masacre

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La exprimera dama Rosa Elena Bonilla podrá despedir a su hijo, quien junto a tres personas murió en una masacre la madrugada de este jueves en el parqueo de una discoteca de la capital.

Así se conoció hace unos minutos, luego de que sus abogados solicitaran un permiso al Centro Femenino de Adaptación Social (Cefas) para que la esposa del exmandatario Porfirio Loba Sosa pudiera sepultar a su hijo identificado como Said Lobo.

Dicho permiso es de forma provisional y dura solo 24 horas, por lo que una vez pasada la fecha deberá regresar a reclusión. También trascendió que Rosa Elena solicitó a sus familiares que el velorio se realizara en El Chimbo, en el municipio de San Lucía, donde residen, y no en otro lugar.

Al momento de pactar su permiso, se hicieron presentes autoridades del Registro Nacional de las Personas (RNP), un juez del Instituto Nacional Penitenciario (INP) y el cuerpo legal de la exprimera dama.

La salida de Rosa Elena fue al filo de las 11 de la mañana en una especie de caravala con elementos policiales y debido al tiempo del permiso se desconoce si podrá estar presente en el entierro de su vástago.

En horas de la mañana de este jueves, Jorge Lobo, hermano del fallecido, expresó que visitaron a su madre para darle la trágica noticia que la desconsoló totalmente.

Bonilla permanece recluida en la cárcel de mujeres de Támara acusada de los delitos de fraude y apropiación indebida en el caso ‘Caja chica de la dama’. De modo que el mencionado permiso provisional fue posible también gracias a que no es considerada una criminal de ‘alta peligrosidad’.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Otorgan permiso a Rosa Elena Bonilla para despedir a su hijo muerto en masacre»

  1. Yaneht Lopez

    Es justo que le otorguen el permiso para que le dé cristiana sepultura a su hijo es su madre consideren eso ,soy madre y lamento lo sucedido ,me imagino el dolor que está pasando ,en el nombre de Jesús déjenla que ella entierre a su muchacho.

Dejar un comentario